Sergio Martínez Sánchez nació el 19 de agosto de 1979, un caluroso día en el q todas las utopías parecían ya muertas y el arte se hallaba agonizando bajo una sobredosis de lo formal olvidando a veces el trasfondo metafísico q toda obra de arte necesita para pasar al escalafón superior de lo inmortal, lo humano y lo divino.
Tras una adolescencia centrada en los estudios, las lecturas y las juergas nocturnas, sus ojos se posaron en la magia del arte. Vislumbrando las magnificencias q emanaban de todo lo llamado artístico decidió matricularse en Bellas Artes a la edad de 22 años, dejando felizmente una carrera de Derecho que no le podía proporcionar todo lo que el buscaba, aquello q sólo el arte parece atreverse a saciar. Como otros tantos artistas antes que él, sintió la necesidad imperiosa de transmitir un complejo mundo interior aventurándose en una carrera en la que el talento no siempre es suficiente para triunfar. Buscando fortuna pareció encontrar en el arte un analgésico para la vida.
Poeta y pintor, su obra refleja un mundo misterioso y visionario en el que la metáfora se convierte en un arma para expresar lo mas profundo de su ser. El que quiera acercarse a su obra deberá buscar el oro en las profundidades de lo metafórico llevando un espejo en la mano. Sólo así podrá adentrarse en unos cuadros que están dirigidos a la inteligencia por encima de cualquier otro sentido. No se trata por tanto de obras que puedan despacharse en unos pocos segundos sino que el "voyeur" ocasional que las visite tendrá que adentrarse en un mundo onírico que no está al alcance de todo el mundo.

Cansado de la pintura de bodegones y retratos tradicional, situándose mas allá de lo que el arte abstracto podrá jamás mostrar, su pintura hace equilibrios entre lo metafórico, lo figurativo y lo abstracto creando un estilo propio que lo aleja de toda escuela conocida. Sergio se aprovecha de los sentimientos que cada color puede crear mas allá de la retina utilizando una sensibilidad en continuo crecimiento.

La principal inspiración de su arte se encuentra en la poesía y la música; sus autores favoritos en este campo son personas de la talla de William Blake, Edgar Allan Poe, Baudelaire, Nietzsche, Bukowski, Dylan Thomas u otros mas actuales como Jim Morrison, Panero o Bunbury.
De todos ellos ha tomado una concepción del mundo y de la vida que lo aleja del credo común y lo hace comulgar en Arte con sus autores favoritos.
Su originalidad estriba ante todo en su pintura siendo todavía inclasificable a pesar de tener un lejano parentesco con el surrealismo y sobre todo con la poesía. En su obra tiene una importancia clave el azar y lo espontáneo, sin dejar de lado lo elaborado de la idea.
La lista de pintores favoritos también es larga para este erudito. Entre ellos se encuentran Picasso, Basquiat, Willem de Kooning, Paul Klee, Warhol, Dalí, Edvar Munch y un largo etcétera.